Rica Marmita

La trigésimo sexta edición del Concurso de Marmita de Laredo, el más antiguo de cuantos se celebran en Cantabria, pulverizó este sábado, festividad de San Roque, todos sus récords en lo que a afluencia, participación y diversión se refiere. Miles de personas se desplegaron a lo largo de toda la superficie del puerto pesquero para imbuirse en un auténtico festín gastronómico en torno al popular guiso de bonito y patatas de indiscutible raigambre marinera. Las tradicionales sueltas de patos (ahora de plástico) al agua, y las cucañas, pusieron el punto de emoción e incertidumbre a una jornada en la que las cuadrillas lo han vuelto a dar todo ante los fogones para inscribir su nombre en el palmarés de un certamen convertido en uno de los principales eventos festivos de la villa pejina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *